Quintana Roo.- Los agentes de tránsito de Cancún, señalados por obtener hasta 2.8 millones de pesos mensuales por extorsionar a conductores, quedaron acuartelados para aplicarles exámenes extraordinarios de control y confianza.

En las primeras pruebas antidoping, ocho elementos resultaron positivos y serán dados de baja, confirmó el Secretario de Seguridad Pública (SSP) de Quintana Roo, Alberto Capella.
La corporación municipal entró desde el pasado 28 de agosto en un proceso de “limpia” a petición de la Alcaldesa Mara Lezama, luego de que aumentaron las denuncias de extorsión a turistas, transportistas y taxistas.

En sus primeras investigaciones, la SSP detectó que mandos de la corporación cobraban a sus agentes cuotas diarias por patrullar en puntos estratégicos donde extorsionaban a automovilistas que conducían ebrios, por ejemplo.

En entrevista, Capella reveló que también gestionan con la Fiscalía de Quintana Roo una indagatoria sobre el patrimonio de los mandos que ha tenido la institución, a fin de detectar su posible enriquecimiento ilícito.

“Estamos con las áreas de asuntos internos viendo qué personal es salvable”, anunció.
Y una vez que se decida regresar a los agentes de tránsito a las calles, deberán notificar al C4 cada detención de vehículo, además de que cualquier intervención estará videograbada y se promoverá con los ciudadanos que también graben cualquier interacción que tengan con la Policía de Tránsito y cualquier otra.

Fuente: El Debate