Patrick Mahomes salió lesionado, pero no se asustó y tranquilizó a Kansas City.

A pesar de la baja de la estrella de la NFL, los Chiefs vencieron sin complicaciones 30-6 a los Broncos de Denver.

El quarterback salió en el segundo cuarto, después de correr dos yardas, en la zona roja del rival.

El Jugador Más Valioso (MVP) de la campaña pasada pudo caminar rumbo a los vestidores del Empower Field en Mile High, acompañado por el cuerpo médico.

El reporte de la lesión fue una dislocación en la rodilla; sin fractura. Sin embargo, se analizará si existe algún daño en los ligamentos.

“Voy a estar bien”, dijo Mahomes al coach Andy Reid, según el mismo entrenador veterano.

La semana pasada, el egresado de la Universidad Texas Tech recibió varios golpes por parte de la defensiva de los Texans de Houston y, en lo que va de la temporada, ha sentido molestias en el tobillo izquierdo.

El lugar de Mahomes lo ocupó Matt Moore, quien alguna vez fue quarterback titular en la última aparición de los Dolphins de Miami en Playoffs (enero 2017).

Los Chiefs (5-2)ganaron y el QB suplente lució con un pase largo para anotación. Nada más.

En caso de que el MVP del 2018 no tenga alguna lesión en los ligamentos, estaría de regreso, a más tardar, hasta la Semana 10.

Joe Flacco todavía no convence como líder de los Broncos (2-5). El espejismo de dos victorias consecutivas por parte de Denver fue revelado por Reid y compañía.

El exjugador de los Ravens lanzó para 213 yardas pero sin pase de anotación. Los únicos seis puntos fueron cortesía del corredor Royce Freeman, en su primera serie.

Moore, sin mucho brillo, acumuló 117 yardas y un TD. A Mahomes le alcanzó para una anotación y 76 yardas.

Fuente: El Universal