Ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), México respaldó los resolutivos de la Convención sobre Armas Químicas y llamó al Consejo de Seguridad y a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAC) a colaborar sobre el caso de Siria.  

En su intervención, Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU, lamentó que a pesar de la “destrucción verificada” de las 27 instalaciones de producción de armas químicas declaradas inicialmente por Siria, “aún prevalezcan inconsistencias con la declaración inicial”. 

Señaló que el equipo de evaluación de las declaraciones identificó un agente de guerra químico cuya producción no había sido declarada por Siria, lo que genera nuevas preguntas en una nueva ronda de consultas entre Damasco y la OPAC. 

También lee: México llama ante la ONU a combatir la resistencia antimicrobiana

De la Fuente indicó que se han seguido las conclusiones sobre que existen sentidos razonables para creer que la fuerza aérea Siria perpetró un ataque químico con cloro en 2018.

“México reitera su llamado a Siria para que continúe cooperando con las labores de la OPAC y con todos los mecanismos creados por dicha organización que conducen las investigaciones sobre el empleo de armas químicas en su territorio, en cumplimiento de sus obligaciones como parte de la convención sobre armas químicas”, declaró Juan Ramón de la Fuente. 

Asimismo, señaló que México refrenda su total confianza en el profesionalismo e imparcialidad de la OPAC. Llamó a reforzar la cooperación entre la ONU y la OPAC.

Exhortó a los países miembros del Consejo de Seguridad, a unirse “en la condena irrestricta” al empleo de armas químicas por cualquier actor y bajo cualquier circunstancia, así como con su respaldo al cumplimiento de la Convención sobre Armas Químicas y al trabajo de la OPAC “con base en un diálogo transparente, constructivo, sustentado  en hechos, no en opiniones políticas y menos aun con ánimos de polarizar aún más sobre una situación crónica y crítica”. 

Juan Ramón de la Fuente apostó por el diálogo diplomático para la solución de conflictos y refirió que México no apoya acciones que generen la exclusión de algunas de las partes. 
 

ed

Fuente: El Universal