Malcolm Brogdon, guardia estelar de los Indiana Pacers, ha sufrido un esguince de la articulación acromioclavicular izquierda de grado 1, por lo que se perdería los siguientes días de acción con el equipo.

Sin embargo, de acuerdo con Scott Agness de Fieldhouse Files, el entrenador Rick Carlisle, no le prestó mucha importancia al asunto, asegurando que no es de gravedad, y que Brogdon estará en observación día a día.

Este tipo de lesión, es una separación de la articulación, suficientemente benévola para no requerir cirugía, pero sí podría necesitar algunas semanas para sanar totalmente.

El versátil guardia de los Pacers de 28 años, jugó sus primeras 3 temporadas en la NBA con los Milwaukee Bucks, donde ganó el premio al Novato del Año en 2017, para después ser traspasado en la temporada 2018-2019 a los Indiana Pacers, donde el año anterior, firmó su segunda campaña en el equipo.

Leer más: Malik Monk está de regreso, y ya se entrenó en solitario con Los Ángeles Lakers

Brogdon viene de su mejor año como profesional, al promediar 21.2 puntos, 5.3 rebotes, 5.9 asistencias, lanzando con promedios de 45.3 en dobles, 38.8 en triples, y 86.4 en tiros libres.

 

Hombre pasea en kayak por Los Mochis, Sinaloa

Fuente: El Debate