México.- Científicos del Instituto de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en medicamento capaz de detener la propagación del cáncer por el cuerpo humano, luego de que se encontrara evidencia suficiente de que el doble montante que contiene el veneno del alacrán rojo de la India tiene compuestos que detienen la migración de este tipo de células.

El Investigador del IQ, Federico del Río Portilla indicó que al modificar a la tampapina se produce el bloqueo del movimiento de las células malignas en casi un 70% utilizando una dosis mínima de Mesobuthus tamulus, pese al resultado, este tratamiento solo ha funcionado con algunos tipos de cáncer.

De acuerdo con lo explicado por Portilla, el proceso para que las células malignas se vuelvan metastásicas es que comiencen a migrar a otras partes del cuerpo iniciando el desarrollo de un tumor en algún otro órgano, y así a otros órganos hasta llevar a la muerte.

Explicó que estas células malignas tienen poros llamados canales iónicos por donde se alimentan, observación que tras ser analizada por la Universidad de Tours, Francia se encontró que algunos poros denominados canales SK son importantes porque si se inhiben se evita la migración.

Por lo que explican el la mutante de la tamapina encontrada en el veneno del alacrán cumple con esa función específica de evitar la migración.

Fuente: El Debate